carmen salazar

La artista

Carmen Salazar es Doctora en Bellas Artes y además licenciada en Medicina y Cirugía.

En calidad de artista multidisciplinar, su actividad creadora se desenvuelve en diferentes medios tales como la obra gráfica, el grabado, la fotografía, la escultura, la instalación o la pintura. Asimismo desarrolla proyectos específicos en otros ámbitos (interiorismo, diseño industrial, diseño gráfico, etc.).

Ha expuesto sus obras en numerosas exposiciones y espacios por toda España tanto a nivel colectivo como individual.

Entre otros premios: Tentaciones ESTAMPA, proyecto Lamentable espectáculo, Madrid; Premio Atlante de Grabado, Fundación Museo del Grabado a la Estampa Digital, Ribeira, A Coruña, Primer Premio; Grabado Ciutat de Lleida, Primer Premio; Premio Alfara, Oviedo, Mención de Honor; Obra Gráfica y Dibujo Universidad Complutense de Madrid, Accésit.

La paciente

Carmen de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Fue diagnosticada de diabetes gestacional durante su primer embarazo con 19 años, tras el parto esta desapareció. Fue con su segundo embarazo, cinco años después cuando la diabetes volvió y tuvo que comenzar un tratamiento.

Al principio no prestaba mucha atención a la diabetes, hasta que se unió a la Federación de Asociaciones de diabéticos de Andalucía (F.A.D.A), tomando conciencia de la diabetes al relacionarse con otras personas en su misma situación. En la actualidad es la presidenta de la Asociación de diabéticos de Alcalá de Guadaira.

paciente carmen

El proceso

instalación completa
obra keep fighting
carmen y mcarmen

Esta obra representa un torrente de agua azucarada, que al llegar al suelo se solidifica, creando una montaña de azúcar. Los soldaditos representan la lucha continua de las personas con diabetes en su día a día y que finalmente ganan la batalla.

El material utilizado para esta obra son pequeños canutillos de plástico, para representar el agua azucarada y en la parte de abajo se ha utilizado azúcar, tanto en polvo como en terrones.

La Obra

Carmen, que convive con la diabetes, transmitió a la artista Carmen Salazar, fuerza, coraje, disciplina, soledad, sufrimiento, esperanza y ganas de vivir, el día que se conocieron.

Carmen Salazar nos describe como fue el encuentro con Carmen: “La energía que percibí, así como la dureza de su día a día, fue el acicate para hacer un humilde homenaje a Carmen y, por extensión, a todos aquéllos enfermos que viven realidades parecidas al tiempo que daba visibilidad a la patología diabética.”

Los soldados de la obra representan la batalla diaria que libran estas personas que conviven con diabetes.

«El valor del arte no radica en su posibilidad de representar lo visible, sino en su capacidad de hacer visible lo invisible”.

(Paul Klee)