La diabetes tipo 2

La diabetes se considera una de las epidemias del siglo XXI y en el 90% de los casos hablamos de diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes afecta en especial a adultos y ancianos, pero cada vez es más común encontrarnos con casos de jóvenes o incluso niños y niñas.

Pero, ¿Qué es la diabetes?diabetes

La diabetes es aquella situación en la que los niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre están aumentados.

Existen varios tipos de diabetes:

 

  • Diabetes tipo 1: Que afecta principalmente a niños, niñas y jóvenes. Puede deberse a factores genéticos, autoinmunitarios y virales.
  • Diabetes tipo 2: Afecta en especial a adultos y ancianos. Es la más común y sobre la que podemos desarrollar hábitos para evitarla o retrasar su aparición.
  • Diabetes gestacional: Es la que afecta a mujeres embarazadas y suele desaparecer después del parto.

Principales factores de riesgo

  • El principal factor de riesgo son los antecedentes familiares.
  • Mujeres que durante el embarazo hayan padecido diabetes gestacional.
  • Mujeres que hayan dado a luz a bebés de más de 4 kilogramos.
  • Personas que padecen hipertensión o hiperlipidemia.
  • Mujeres con síndrome del ovario poliquístico.
  • Personas que padecen enfermedades con resistencia a la insulina.
  • Personas con enfermedades cardiovasculares
  • Personas sedentarias.

¿Qué podemos hacer para prevenir o evitar la diabetes tipo 2?

Lo más importante es evitar el sobrepeso y la obesidad, por eso debemos llevar una alimentación equilibrada y practicar ejercicio físico moderado.

  • Dieta saludable y equilibrada:

Porque no es lo mismo una dieta saludable que una dieta equilibrada.

Una dieta saludable debe ser variada e incluir, frutas, verduras, aceites, carne, pescado, huevo, etc ya que los nutrientes que necesitamos se encuentran en los diferentes grupos alimenticios.

Además las cantidades deben ser consumidas con moderación.

Una dieta equilibrada nos aporta una cantidad adecuada de todos los nutrientes que necesitamos para tener una salud óptima. Los beneficios que nos reporta son numerosos, ya que ayuda a prevenir enfermedades y problemas de salud, nos provee de energía y nos mantiene en el peso corporal ideal.

Por lo tanto comer sano ayuda a vivir más y mejor.

  • Actividad física constante:

Al igual que una dieta saludable y equilibrada la actividad física es fundamental para prevenir numerosas enfermedades, y es beneficioso para la salud, sin importar la edad de cada persona.

Practicando actividad física constante no solo mejoraremos en calidad de vida, sino que incluso podemos alargarla.

Para que el ejercicio físico sea siempre saludable te recomendamos que consultes primero con tu médico.

¿Qué haces tú para prevenir la diabetes tipo 2?